12/6/13

Acorralando el caos 4: Papelotes papeleos y papelorrios



Lo confieso, odio los papeles.
Los de colores y estampados no, los otros.
Los de pagar son los peores.
Además yo soy de las de "ya si eso luego", como diría mi amigo Stefan, "los procastinadores somos los líderes del mañana".
Pues eso.
Cuando nos casamos le cedí los trastos del papeleo al guiri. Él es para eso más organizado que yo, pero claro, con el doctorado, el trabajo, los enanos etc etc etc, le pasaba como a mi que se le amontonaba el trabajo.
Aquí en Alemania, lo de las facturas lo hacen a la antigua. O sea, tú vas al dentista, te hacen lo que sea, y después te mandan la factura a tu casa, vas al banco y lo pagas. Esto funciona así también con algunos impuestos como el de radio y televisión y con las suscripciones a las revistas.
Si no lo pagas con el primer aviso, te mandan otro muy amables y un tercero un poco menos cordial. A la cuarta te arrean una multa del quince.

Gracias a una de estas multas que hizo que mi suscripción a la revista de repostería del Dr. Oetker fuera como el triple de cara de lo normal, decidí que había que poner remedio a esta dejación.

Todos tenemos problemas con los papeles en casa. Se multiplican como los Gremlins tras una duchita y un atracón a las doce de la noche. Se vuelven malos remalos y aparecen por todas partes. Además cuando necesitas uno verdaderamente importante, tienes que rebuscar por toda la casa y pierdes además del tiempo, los nervios.

Simplemente con todo lo que nos echan en el buzón, lo que imprimimos sin ser necesario, lo que apuntamos por ahí y demás, en todas las casas los papeles son uno de los puntos negros junto con la ropa (la de lavar y planchar que también se multiplica si no le metes un poquito de caña)

Mi primer acercamiento a una solución de este punto negrísimo, fue dejar de subirme a casa la propaganda del buzón. Miro en el portal lo que me pueda interesar, arranco los cheques descuento de las revistas del super que llegan los fines de semana y exclusivamente suben a casa las cartas importantes y los cupones interesantes.
Lo segundo fue poner un cuadernito justo al lado del teléfono para evitar papelillos sueltos por ahí.
Después empecé a pensarme dos veces lo que imprimía. Muchas veces imprimimos cualquier cosa que nos hace gracia y encima de la tinta y el papel que gastamos aumentamos el problema.

Todo eso fue un gran paso, pero la montonera de correo que íbamos dejando para mañana en el mueble de la entrada, amenazaba cada dos por tres con derrumbe.

Aquello había que organizarlo de alguna manera, así que decidimos planear una rutina para proceder con los papeleos.

Este es el mejor sistema que hemos encontrado para nuestra casa y nos funciona estupendamente, ya no nos hemos olvidado de ninguna factura y además hemos dejado de ver papeles encima de cada mesa, mesita o cómoda de la casa.

1. Como he dicho antes, no entran en casa más que los papeles estrictamente imprescindibles, es decir que la propaganda y los sobres de las cartas se quedan directamente en el cubo de reciclaje de papel que hay delante de la puerta.

2. En la cocina tenemos un portalista de la compra con una especie de "bolsillo" donde metemos los cheques descuento que nos pueden venir bien y los puntos del super y una pizarra magnética donde ponemos directamente las ofertas de pizza o comida a domicilio (aunque desde que están los nanos ya casi no la pedimos, pero por si acaso algún día estamos vaguillos.

3. Para las tarjetas de felicitación que nos mandan la familia y los amigos tenemos una cajita especial. Aquí te mandan tarjetas para todo, y además muchas veces las hacen ellos mismos, con lo cual hay que conservarlas como se merecen. Nuestra amiga Loreley las hace tan bonitas que las suyas las pongo de adorno en la biblioteca. Las estampa, recorta y adorna con muchísimo gusto, y me da pena no ponerlas. Además es la culpable de meterme el gusanillo de las manualidades con papel. Espero que no le importe, aquí os pongo un par de tarjetas de las suyas



4. El resto de las cartas pasan una criba rápida. En el estudio hemos puesto por un lado una caja (sin tapa ni nada, así a lo fácil) y por otro un revistero de pared (el de ikea que tiene 5 compartimentos, aunque a nosotros sólo nos cabía uno).
Aquí los véis, simple, simple




En el revistero, como pone en la etiqueta metemos lo realmente urgente. Con unas separatas de cartón de esas de los archivadores y un poco de papel estampado para darle un poquito de gracia hice tres apartados, a saber: Contestar, pagar y enviar.



El resto las echamos tal cual a la caja de abajo así a lo bruto.

Problema 1 solucionado: NO MÁS PAPELES POR TODA LA CASA.

A no ser que sea cuestión de vida o muerte (lo que nunca es el caso) contestar pagar o enviar YA, de la caja "Urgente" nos encargamos los domingos por la tarde.
Pagamos por internet las facturas que haya (si las hay, por suerte no siempre) y redactamos las cartas que tenemos que contestar, y las ensobramos y franqueamos (por eso me gusta tener sellos siempre en casa).
Esas cartas ya preparaditas, junto con las felicitaciones de cumple, o Navidad, o por mudanza (estos alemanes se envían felicitaciones para todo, menos mal que los españoles no somos así, porque con tanta familia yo ya no daría abasto para hacer tantas tarjetas ) etc. etc. van todas al apartado enviar.
El lunes por la mañana antes de ir a trabajar el guiri mete mano en ese apartado de la caja, y se las lleva todas para echarlas en el buzón que tenemos en la esquina.

Problema 2 solucionado: NO MÁS FACTURAS OLVIDADAS (=NO MAS MULTAS) NI RESPUESTAS ATRASADAS.

De la caja "Papeles" nos ocupamos cuando tenemos tiempo, ganas aburrimiento o simplemente cuando ya no caben más y se rebosa (suele pasar cada tres o cuatro meses).

Entonces mi administrativo particular saca los archivadores, pone algún capítulo de "The big bang theory", desparrama los papeles por el suelo y hace diferentes montones para archivar:

1.- Casa (luz, agua, alquiler, etc.)
2.-Coche: resguardos de reparaciones, papeles del seguro que nos llegan etc (Multas todavía no hemos tenido ninguna, toquemos madera.
3.-Seguros médicos: aquí te mandan revistillas con informaciones importantes que hay que guardar, las revisiones de los niños, las vacunas, los resultados de laboratorio etc.
4.-Declaración de la renta: papeles que puedan ser necesarios
5.-Trabajo Rolf/ Pilar (cuando trabajaba en el instituto me mandaban a casa los certificados de los cursos y demás)
6.- Banco: extractos de la cuenta que mandan de vez en cuando.
7. Manuales y garantías: los libros de instrucciones de los electrodomésticos grandes o pequeños y sus garantías (o sea los tickets de compra) están todos también archivados en carpetillas de esas de plástico transparente.

Yo con el rollo de que no entiendo los papelorrios de los alemanes me escaqueo siempre.

Problema 3 solucionado: NO MÁS BUSCAR PAPELES IMPORTANTES, los sitios posibles donde pueden estar se reducen a tres: o en "Urgente" o en "Papeleos" o ya archivados.

Pues hala, por lo menos en nuestra casa, ya no hemos vuelto a tener complicaciones por culpa de los odiados papeles, y con mantener un poquillo la disciplina de los domingos (es cuestión de diez minutos) tenemos todo al día y sin caos.

Por supuesto, además de ordenado, yo lo tengo que poner bonito, etriquetado y cursilón, ya sabéis (práctico=punto para Alemania / bonito= punto para España y la maleni que llevo dentro). Así que con el resto de papel decorado que me sobró del revistero, puse bonitas y a juego las etiquetas de los archivadores y de la caja de papeles.


La fuente que he utilizado es la KG Hard Candy Striped que encontré en  www.fontspace.com.

Y este es nuestro "centro de papeleo" en su conjunto



¿Os gusta?
Pues "Listo papeles" que dirían los andaluces, nunca mejor dicho.
A lo mejor este sistema os sirve a vosotros si todavía no habéis encontrado el que os guste.
¡Contadme!

Por cierto, con este post participo en la fiesta de enlaces de Blanca en el blog "personalización de blogs" no os lo perdáis.

Besitos mil

PILAR








8 comentarios:

Rosa dijo...

Me ha encantado tu idea, es cierto que siempre hay papeles por todas partes, aunque aquí nos ahorramos la parte de tantas facturas, cada vez es todo más on-line.

susana dijo...

Pili, qué bien que has vuelto!
Yo tengo en mi casa todos los papeles organizados en una carpeta feísima y a punto de estallar. Viendo las tuyas, me pregunto dónde he dejado a la maleni que tendría que llevar dentro. (Me he propuesto recuperarla, gracias a ti)
En casa de mi novio, donde vivo actualmente, hay un cajón donde meto todo y él dice que esto algún día lo organizará. Ese día -si llega- haré una fiesta Mayor. La única buena noticia, es que como bien sabes, aquí no hay facturas pendientes que te envían a casa, ni cupones descuento, ni seguros sociales... que si no...

Muchos besos y a seguir contándonos cositas.
susana_

Pilar Canamero Pizarro dijo...

Si hija es que estos alemanes son un poco rústicos para algunas cosas, parece mentira!
Un besito para toda la familia guapa!!!

Pilar Canamero Pizarro dijo...

Malenis al poder!!! jajaja para que están los hombres sino para hacernos la vida más fácil? ponle a ordenar pero ya. Tú dedicate al malenismo como yo. El hace el trabajo sucio y yo el decorativo. Esta combinación me funciona muy bien. Un besote guapa!!!!

Mis Dulces Joyas dijo...

Me encanta la idea María Pilar, bueno me encantan todas tus ideas jajaja....que orden y que envidia sana heeee...La verdad yo en mi casa lo tengo más o menos todo ordenado, está todo por secciones en los cajones de los armarios, pero aun así cuando vas ha buscar algo te vuelves loca, porque sabes que está ahí pero no aparece y no aparece, hasta que al final lo encuentras abajo del todo, por ahí escondido entre folios y papeles jajaja...voy a tomar nota, me gusta esto de las etiquetas y las carpetas tan chulas, se ven tan bonitas, yo soy de esas cuanto menos cosas a la vista mejor, pero las carpetas presentadas de esta forma no dañan la vista, me gusta la idea. Haber si me animo y te copio la idea.
Un beso guapísima !!!

Pilar dijo...

Me alegro de que te guste!!! A mi tampoco me gusta todo a la vista, por eso compro los archivadores y todo lo que puedo blancos que dan menos sensacion de caos visual. Gracias por leerme un besote grande!!!

Livy Garbuio dijo...

Me gusta como lo cuentas y me gusta como lo haces. "¡Hadita, dulce y bonita, hazme una pequeña visita y deja toda mi casita organizada y ordinadita!"
Besos

Mery bloguera dijo...

Jejeje, la verdad es que te tengo que dar la enhorabuena, yo por mucho que lo intento no consigo acorralar los papeles, mira que les dejo un sitio específico fácil, sencillo, a mano... pero se escapan todos los días!!!!