28/11/12

Tour etiquetero por mi casita 1 y 2


Etiquetas al poder. Un tour etiquetero por mi casita!!!

Monday, June 18th, 2012
¿Os suena la foto? Hace unas cuantas semanas, Bea Roque, en su línea, nos lanzó un reto en Facebook, para ver quién era la más loca entre todas las locas etiquetando su arsenal repostero.
Por los comentarios, creo que gané yo. Pero no sé si tomármelo
a) como un cumplido
b) como una sugerencia indirecta multitudinaria (y cariñosa, eso sí), de visitar a un especialista.
En mi defensa tengo que contar mi historia:
Leonberg 2008…
Los poderes de la sombra se han apoderado de mi casa, vivimos en el lado oscurocasinegro de la fuerza. Decenas, centenares, millones de cacharritos, papeles, cortapastas, tintes, medidores, rotuladores comestibles y no comestibles, lacre, sellos, tacitas, cuenquitos, rodillos de enrejar, termómetros de caramelo, cartulinas decoradas, hilos, fondant, telas, material escolar, etc etc etc se están organizando en asambleas y amenazan con expulsarnos de la República independiente de mi casa.
Mi Jediguiri particular empieza a estar hasta el moño. Mi “caos creativo” como lo llamaba antes, cuando estaba chochito por mis huesos, ya le empieza a parecer el “desorden de la g*****de mi mujer”. Oscuridad, vacío, lleno, caos…
Mis adicciones siguen creciendo: fondant, galletas, manualidades de todo tipo, punto de cruz, decoupage… y con ellas el ejército enemigo se hace más fuerte.
Pero un día veo la luz al final del pasillo… (de la librería Hugendubel de Stuttgart). Mi maestro Yoda particular. Mi gurú para la nueva vida: Un librito naranja.
Me acerco con respeto porque en la portada pone Chaos (Caos), y me da yuyu. Al cogerlo veo que delante pone Nie wieder (nunca más). Todo junto “Nunca más caos”. Busco desconfiada la cámara oculta… ¿quién c**** sabía que yo iba a venir hoy a esta librería? será una trampa?. Me arriesgo, Me lo compro. Total, un zarrio más tampoco se notará tanto.
Ya el prólogo me hace pensar que la que lo escribe es mi alter ego, o que una fuerza superior lo ha hecho sólo para mi.
Cuenta, que un día de Navidad fue a cenar a casa de sus padres y cuando volvió se encontró un cristal de una ventana roto. Rápidamente llamó a la policía, y cuando el agente vio el estado lamentable de la casa, le dijo: efectivamente señora, aquí han entrado porque está todo revuelto, mire a ver si le falta algo, porque se lo han dejado todo guapo.
Ella, no se atrevió a decirle al policía que…ehem que era misión imposible saber si se habían llevado algo…porque la casa ya estaba así cuando salió.
Una vez leído esto, que sentía yo en mis carnes cada vez que salía de casa y pensaba: ay Dios, que no me pase nada porque como tenga que venir alguien a coger mis cosas me muero de la vergüenza, no pude dejar de leer hasta el final.
Lo mejor es que en la portada pone “Bestseller”, vamos, que no era yo la única guarra de Alemania., que somos legión.
Por si alguna ex-caótica en proceso de rehabilitación lee este post os digo el título del libro en español: Se llama “Tu casa en orden” y la autora es Cynthia Townley Ewer. La traducción es espantosa, porque en alemán yo recuerdo haberme reido un montón, y en español no me hizo mucha gracia, pero lo esencial, las buenas ideas organizativas están ahí.
Luego ya, cuando me volví una taliban del orden en casa, me compré el “Homekeeping Handbook” de Martha Stewart.
Tengo que decir que está bien si tienes una mansión en cada costa, una casa de campo, un rancho en Texas y un apartamento en Manhattan, y si además tu día tiene 37 horas, no tienes niños y te divierte horrores arreglar tuberías que gotean.
Para el resto de los mortales (o sea los 6.499.999.999 que no son Martha), que tienen un pisito apañao, algún churumbel y no encuentran placer en la fontanería porque entre otras cosas no tienen un minuto que perder, prefiero el de mi Cynthia. Si hay alguna Martha por ahí, el libro lo venden en amazon (en inglés, creo que no hay traducción) y de handbook tiene el nombre nada más, porque es un auténtico mamotreto.
No quiero decir que el libro sea malo, la verdad es que es una guía supercompleta de organización del hogar, y de como solucionar todo tipo de problemas, pero para las que vivimos a este lado del charco, donde las casas no son tan enormes, no tenemos vestidor, ni un armario para cada vajilla, ni un chalet adosado para el perro, pues me parece poco realista.
Bueno, a lo nuestro. Las ideas del libro son muchas y la mayor parte buenísimas para mantener el caos a raya. No os voy a contar aquí todo porque sería un plomo, pero os puedo si queréis, de vez en cuando postear algunas de las ideas que a mi sí me funcionaron.
Visto el éxito de mis etiquetas, y el poco éxito de mis posts de recetas :( a lo mejor es más práctico escribir un blog sobre organización casera.
La verdad es que yo cuando busco ideas, no encuentro blogs de esto en español, y sin embargo de recetas y repostería hay millones. ¿Qué pensáis? también puedo hacer una mezcla… lo consultaré con la almohada.
Las ideas principales del libro son:
1. Que sea más fácil devolver una cosa a su sitio que sacarla. Es decir, si tu nano necesita un boli rojo, va a hacer todo lo posible por encontrarlo, pero si para guardarlo tiene que hacer el mismo esfuerzo, pues lo deja tirado por ahí y ya vendrá mamá a recogerlo. Solución: una caja donde se guardan todos los bolis de la casa (y cuando digo todos, son todos, yo estuve a la cacería de bolis una semana larga, cada vez que encontraba uno me daba un gustito… y hala! a la caja). Si alguien en la casa quiere un boli, sabe donde están TODOS, y volverlo a dejar en su lugar es tan facil como lanzarlo dentro de la caja y punto)
2. Pensar que actividades se hacen en una casa y organizar la idem de forma acorde a eso. Hay zonas que están claras, la cocina para cocinar, pero por ejemplo: todos llamamos por teléfono ¿no? pero ¿tenemos un “centro de llamadas” (así lo llama ella) en casa?. Un centro de llamadas consiste en: tener lo necesario SIEMPRE en la mesa del teléfono, para que si tenemos que apuntar un recado, no lo hagamos en el ticket del super, y rascando con un boli que nunca pinta. Parece una chorrada, pero ¿a nadie os ha pasado eso? ¡confesad!. Simple: un bote con dos o tres bolis, una libreta de direcciones y teléfonos y un taco de post it SIEMPRE al lado del teléfono, y no necesitamos vivir en el Palacio de Buckingham para tener un centro de llamadas. Lo malo es que también se nos acaba la excusa de… es que… apunté tu teléfono en un papelillo y… ya sabes…
Pues así con toda la casa, pensad en vuestras actividades diarias y en qué rinconcito de la casa usáis para eso, y luego acondicionadlo con lo necesario para no tener que estar todo el día buscando. La autora del libro (o por lo menos de las fotos del libro), no le pone mucho interés a que las cosas sean además de prácticas, decorativas, pero bueno,de eso ya me encargo yo, que para eso la decoración es otro de mis hobbies.
Las que somos poliadictas a todo tipo de actividades creativocaóticas, solemos tener muchos materiales. Pues hay que buscar un rinconcito, grande, pequeño o mediano y agrupar TODOS los cachivaches por categorías.Y ahí empieza el papel de las ETIQUETAS
En mi casa tengo suerte de tener bastante espacio, pero es que lo mío es de atar. Desde el bordado y la costura, hasta las galletas y las tartas, pasando por la pintura, el paper craft etc etc etc y mil millones de veces etc.
Tenía tal caos, que un día me asalto la duda de si lo que le había puesto a la glasa de las galletas era colorante comestible o la tinta china de aquel set imprescindible de caligrafía que me compré cuando proyectaba reeditar en facsimil a mi rollo las cantigas de Alfonso X “El sabio”.
No pretendo dar clases de nada y mucho menos de orden, porque si lo ve mi madre encima va y se des****** de mi. En los siguientes posts os voy a contar como organizo mis apechusquis pasteleros y manualidaderos (como se diría esto?) y ahora os hago un tour por mis etiquetas para que, si no os han convencido mis argumentos, vayáis llamando a Ciempozuelos para reservarme habitación. Coged un cafetito y hala vámonos!

EL BAÑO


Yo y mis cestas, mis cestas y yo. ¿Qué haría yo sin las cestas de Ikea?. Esta idea se me ocurrió cuando vi el espacio que toooooodos mis potingues, que son muchos, ocupaban y decidí organizarlos (esto se merece un post aparte porque fue una odisea, ya os contaré). Un cesto para mi, otro cesto para el guiri, otro cesto para los nanos, que de momento no se afeitan, y otro con una etiqueta en blanco para los invitados.
A esta casa viene mucha gente, nos encanta que vengan los amigos a pasar el finde con nosotros, o la familia de España, y pensé, que sería muy agradable para ellos, tener la sensación de que aquí tenían un poquito su casa.
Siempre me gusta ponerles encima de la cama sus toallas correspondientes y algún detallito hecho por mi (uf! esto da para otro post, creo que cambio el rumbo del blog), flores frescas en la habitación (que aquí no es un lujo), una jarrita con agua, algunos bombones, lo típico para recibirles como se merecen.
Entonces se me ocurrió dejar una cesta para ellos, con lo básico para la higiene en el baño. Aquí hay supermercados enteros solo de droguería y perfumería, y tienen una sección de lo que en los hoteles se llaman “Amenities” es decir los frasquitos minis de gel, champú etc, además hay hidratante para la cara, manos etc, todo en pequeñito. Pues en esa cesta hay un poquito de todo, y en la etiqueta ahora pone “Gäste”, o sea invitados, pero la idea es poner el nombre de quien venga ese finde. ¿Os gusta la idea? ¿Quién quiere ser el primero en ver su nombre en la etiqueta?

LA COCINA

Mis sprinkles de azúcar los guardo como oro en paño. Siempre dejo dentro el cachito de paquete donde pone la fecha de caducidad y de vez en cuando les doy un repasito. Normalmente los de azúcar tardan siglos en caducar. No suelo almacenar ninguno que sea con frutos secos (tipo crocanti) y si los tengo los gasto enseguida, porque una vez tuve una mala experiencia y me da mucho asco (Bea, tranquila que no eres la única)
El azúcar y los demás ingredientes los guardo siempre en tuppers herméticos, no me gusta tener paquetillos abiertos por ahí. Intento poner los paquete cerrados de reserva por detrás de los que están al uso. Cuando se vacía el tupper echo el nuevo y compro otro, aún así alguna vez tengo que pedir algo a la vecina :)

Lo del cajón de los cubiertos me parecía un poco excesivo incluso a mí. Pero lo hice porque así mi guiri no tená excusa para echar todos los cubiertos y utensilios ahí hala al rebullón!.
Os prometo que funciona, los cajones de los cubiertos que suelen ser la semilla del caos en las cocinas, llevan meses en perfecto estado de revista (excepto por las migas jajajaja)

Las especias me encantan, los hierbajos también. Este especiero ha viajado conmigo de casa en casa. La chica de la tienda de los botecitos me conoce, y siempre me pregunta cuando llego: otro botecito??? Las etiquetas las hice yo con Power Point, mi otro vicio.
Este es el cajón especiero de Ikea. Puse las etiquetas porque siempre tenía que andar sacando los botes.

En esta caja hay todo tipo de sal. Sal Ahumada, gorda, fina, maldon, maldon ahumada, flor de sal, del Himalaya, sal de hierbas, sal para bretzeln etc etc. Siempre se me olvidaban las sales chulas y acababa echando la normal y corriente, así que las puse todas juntas y a mano, y ahora siempre me acuerdo de innovar con ellas ;)
Por último en la cocina, mis macetitas. Cuando tenía terraza grande tenía unos macetones con un montón de hierbas diferentes (etiquetadas, por supuesto :) con unas pizarritas), pero ahora, me tengo que conformar con las tres básicas en mis ensaladas). Estas etiquetas me encantan, las compré en uno de mis paraísos en Stuttgart. Una tienda enorme de manualidades y decoración que se llama Idee.

LA TERRAZA

DE LA COCINA

A.K.A.

ZARRIO’S ROOM

Todos los ingredientes de repostería y los utensilios los guardo bien colocados porque si no sería una locura. Más de 50 moldes, casi 500 cortapastas e innumerables cacharritos, estecas, rodillos etc. tienen su casita en mi habitación de los zarrios-lavadero-despensa-terrazadelacocina.

Aunque no os lo creáis en la nevera también tengo etiquetas, pero es que me da vergüenza ponerlo (eso, reconozco que ya es de atar). Lo tengo todo en cajas de ikea separado por grupos: quesos y lácteos, fiambres etc.
Monday, June 18th, 2012
No he sido capaz de poner todo en un post, debe ser por la cantidad de fotos. Bueno pues aquí va la segunda parte del megapost sobre las etiquetas. Si todavía resistís hay un par más. Que lo disfrutéis!!!!

MI HABITACIÓN

Esta era un poco supérflua, pero me apetecía hacer punto de cruz.
No hay cosa más paleta en este mundo, que enseñar los armarios a las visitas, ya lo sé (mamá no me regañes).
Incluso en esta zona de Alemania, nadie enseña su casa a las visitas, como se hace a veces en España cuando alguien viene por primera vez a verte.
Bueno pero esto es un blog, a todos nos encanta cotillear, a mi la primera, y la cosa va de etiquetas como había prometido, no os enseño nada íntimo ni personal ;)
Aquí están las cajas de mi armario.
Las cajas de los altillos de Ikea, que son super prácticas.
Todos los tickets, facturas, folletos etc. de mis viajes favoritos, viven aquí. Siempre intento encontrar las cajas “ad hoc”. Aunque no siempre lo consigo.

LA HABITACIÓN DE LOS NANOS

Mientras estoy escribiendo este post, esta sección ya se ha quedado anticuada :) porque como los enanos crecen y crecen y crecen, pues ya he tenido que reorganizar armarios y renovar etiquetas. Pero bueno más o menos la idea es la misma.

EL PASILLO

La foto es malísima, pero más o menos se ve.
Este mueble es el comodín, aquí hay de todo. Pero lo mejor es que caben los cascos de la moto, que si no,no sabíamos donde ponerlos, y además muy decorativos, no son, la verdad.
Atención a la mano que mece la caja.

EL DESPACHO-BILIOTECA-

CUARTO DE MANUALIDADES – TODO UN

POCO

Esta es sin duda la habitación que más me gusta de la casa, y la más etiquetada. Pero es que aquí conviven todos mis apechusquis creativos. Y con esos si que hay que tener cuidado, que enseguida se rebelan…
Archivillo para material de oficina. Obsérvese las etiquetas arrugaditas de abajo. Ahí podéis ver como van creciendo los enanos. Y descubriendo lo que pueden hacer con esas manitas…
Me llena de orgullo y satisfacción presentaros mi armario creativo, como lo llama mi guiri .
El paraíso de la posible destrucción para Zipi y Zape. Cierres de seguridad de Ikea comprados, que no cunda el pánico!!!
He tenido una idea para organizar las telas… ya os contaré.
Ese hilito naranja… se me ha escapado de su caja jajajaja
Aquí está tooooodo lo que sirva para pegar. Desde celo, hasta cinta americana. Superglue o esquinitas de esas para pegar las fotos. No he tenido que volver a buscar el pegamento como loca cada vez que se me rompe algo.
Ahí abajo mi cafetito, amigo inseparable, especialmente en estos últimos once meses y medio.
Los archivadores de los papelorrios de la luz, teléfono, banco etc. Territorio de mi guiri. Yo prefiero los papeles de colores, como los de aquí abajo
En la caja de la izquierda guardo tarjetas de felicitación que he hecho pero que todavía no he enviado. En la derecha, las que recibimos.
Las fotos reveladas que no están en álbumes,están aquí.
Y por último, los cestos donde guardo todas las cositas para decorar mis mesas. Las tarjetitas, los portavelas, pinzas para sujetar las tarjetas etc etc.
Bueno, queridos y queridas. Pues esto es todo. Seguro que si doy otra vueltecita encuentro otra etiqueta por ahí, pero yo creo que ya está bien no??? habéis pillado la idea.
Lo de Ciempozuelos queda en vuestras manos!!!!!
Un besito a todos

3 comentarios:

María García dijo...

Madre mía...no tengo palabras...¡¡¡Quién pudiera tener esa capacidad de organización!!!( y te aseguro que yo tengo el libro de "Tu casa en orden" muy bien colocadito en la estantería del salón), peo a la hora de la verdad...no sé por donde empezar, ¡¡¡me abruma tanto caos!!!
Empezaré por intentar aprender a hacer etiquetas para ir clasificándolo todo...

jugandoconduendesyhadas.blogspot.com

Marta dijo...

madre mia me ha encantado este post!!! veo que hay mas gente como yo jajaja voy a leerme tu blog enterito!!! :P y por supuesto me lo guardo en mi feedly para ver lo que vas subiendo!

pd: necesito como el comer esos dos libros que dices!!!

Disfrutando la treintena dijo...

Me duele la mandibula de tener la boca abierta por lo mucho que he flipado con este post!!! Menudo currazo de organización te has pegado en tu casa, pero sin duda, seguro que siempre encuentras lo que necesitas!!! Es impresionante!!! Organizarlo todo en tappers para el armario de cocina me ha gustado, porque yo tengo un poco de caos en esos armarios y para algunas cosas me iría bien!! Acabo de descubrir tu blog, voy a seguir leyendo un ratito más!!

Un beso